Low key

Low Key cuya traducción al español es Clave Baja es una técnica muy utilizada en Fotografía la cual que consiste en una modificación intencional de la exposición fotográfica. Para complementar esta modificación de la exposición sería aconsejable trabajar con imágenes donde predominen valores bajos o valores oscuros con una incidencia mínima o direccional de la iluminación.
Sí se trabaja en interiores son muy útiles las luces provenientes de una ventana sobre todo si el motivo, por ejemplo en un retrato, está cerca de la misma. La luz da sobre un costado del sujeto y el resto quedaría en sombra. La medición puntual en este caso ayudaría para concentrar la exposición en la mínima porción de área iluminada y así acentuar más el efecto. De trabajar en estudio, lo más favorable sería la utilización de fondos oscuros o negros y en cuanto a la iluminación siempre es más favorable la utilización de luces laterales o traseras para resaltar solo parte del objeto o sujeto y degradar las sombras hasta el negro.
En la fotografía de paisajes, los contraluces o bien las primeras y últimas horas del día, al amanecer o atardecer favorecerán para tener iluminación más rasante que permita tener una dirección de luz lateral y así poder controlar sobre que superficie se obtendrá el área iluminada.

CONTRALUZ -SILUETAS-

Las siluetas le confieren a la fotografía un toque dramático, misterioso y muy bello. Éstas son simples pero cautivadoras. Una silueta puede transmitir ideasy mensajes que un retrato bien iluminado y con mil colores no podría.

  • Sí hay mucha luz, la propia cámara intenta “oscurecer” un poco la foto para compensar tanta luz y que al final se consiga una luz equilibrada. El término técnico aquí sería subexposición, para el que lo quiera conocer.
  • Sí hay poca luz la cámara normalmente intentará “iluminar” la foto final. Es la sobreexposición.

Para retratar una silueta, se debe de fotografiar a la persona/objeto/paisaje pero conseguir que salga subexpuesta o “oscurecida”. ¿De qué manera se puede oscurecer a lo que se está fotografiando? Poniendo mucha luz detrás de la persona/objeto/paisaje.

Protagonismo al sujeto

Decidir qué cosa o cuerpo se quiere sacar como silueta, y procurar que éste tenga todo el protagonismo en la foto. Cuidar los detalles, e intentar evitar que salgan más siluetas indeseables que luego vayan a distraer la atención del espectador.

Retratos

La mayoría de las veces es mejor fotografiar siluetas de personas de perfil, para destacar su nariz, boca, ojos, frente, etc.

Las mejores siluetas se suelen conseguir durante la puesta del sol o durante el amanecer. Evidentemente con el cielo despejado o al menos que el sol esté visible.

Trípode

Trípode 


Un trípode es un soporte formado por tres patas, normalmente articuladas y plegables, que se utiliza para elevar y dar estabilidad a la cámara. También se puede usar como soporte para una unidad flash o cualquier otro equipo fotográfico.

El uso de un trípode tiene, aplicaciones muy interesantes:

  • Fotografía panorámica. El trípode nos facilita tomar una serie de fotografías desde diferentes ángulos para posteriormente unirlas en una única imagen panorámica

  • Fotografía HDR. Nos permite tomar una serie de fotos con el mismo encuadre y diferentes exposiciones para obtener una fotografía de alto rango dinámico (HDR)

  • Animaciones. Para hacer animaciones se toma una serie de fotografías con el mismo encuadre y pequeñas variaciones. Posteriormente se unen en una secuencia de vídeo a modo de animación

  • Imágenes compuestas. Sí tomamos una serie de fotografías con el mismo encuadre, las podremos mezclar para producir una imagen compuesta, seleccionando de cada imagen la zona que nos interese. Esta técnica es utilizada, por ejemplo, para eliminar personas cuando se fotografías monumentos muy visitados.

Flash de zapata

Ventajas

  • Es como contar con un pequeño Sol portátil  al que se le puede indicar en qué  dirección apuntar, con qué intensidad brillar y cuándo hacerlo.
  • La luz que emite el flash es una luz completamente blanca, cuya temperatura de color es de 5500K, con lo que evitarás que tus fotos presenten cualquier dominancia al usar flash.
  • El rendimiento de los flashes es muy alto, se calientan muy poco y esto hace que toda la energía generada sea empleada en los destellos, habiendo muy pocas pérdidas.

Además de estas características positivas, hay que añadir la posibilidad de disparar el flash desde una posición distinta a aquélla en que se encuentra la cámara, ofreciendo tomas más naturales.

Y otro aspecto muy valorable de los flashes externos es la capacidad de sincronizarse con otros flashes, con lo que pasamos a contar con más de una fuente puntual de luz, lo que conlleva lograr una mayor riqueza en luces y sombras en nuestras fotografías.

Desventajas

  • Al tratarse de una luz puntual de cierta potencia, eso hace que se produzca un destello muy duro y directo, que deberemos saber cómo difuminar para evitar un resultado poco natural.
  • Aunque un flash externo tiene mucha más potencia que un flash built-in (los incorporados en la cámara), no deja de ser una fuente de potencia limitada. Por lo que no te servirá para iluminar un objeto a cualquier distancia.
  • No todos los flashes sirven para todas las cámaras y aún valiendo para una cámara, podrán existir funcionalidades del flashe que estarán restringidas a disponer de un tipo de cámara en concreto.

Sincronización del flash con alta velocidad.

Para saber más del funcionamiento del flash y la sincronización con la cámara también debemos conocer cómo funciona el obturador de nuestra cámara. Está formado por dos cortinillas en forma horizontal que se conoce como obturador de plano focal; dichas cortinillas se abren para dejar entrar la luz hacia el sensor cuando presionamos el botón del obturador. Esto, permite obtener una fotografía bien iluminada sí tenemos la velocidad correcta.

Cuando usamos el flash a una velocidad alta de 1/1.000 de segundo, se hace posible disparar a pleno sol con una apertura de diafragma muy abierta, rellenar las sombras del sujeto y conseguir un fondo desenfocado. O incluso dejar al sujeto iluminado y oscurecer el fondo pese a la luz del sol.

Sí la velocidad de disparo es lenta y la del flash es más rápida, no habrá sincronía en el disparo y la luz del flash, por lo que nuestra fotografía no estará bien iluminada, por ello es importante esta sincronización entre ambos: la cámara y el flash. La velocidad máxima de obturación esta determinada por la cámara a un valor aproximado de: 1/250s o 1/200s.

Fotos a contraluz

 

Qué significa cuando hablamos de fotografías a contraluz? Es una situación especial fotográfica en donde, la fuente de luz se encuentra directa al fotógrafo, es decir a espaldas de la persona u objeto a fotografiar.

Puede ser una situación buscada especialmente o no deseada. En éste último caso podremos intentar solucionarlo usando flash de relleno o subiendo la compensación de exposición.

 

Lente de 50mm.

Se trata de un objetivo (lente) con focal fija, con una apertura máxima muy elevada (f/1.8 mientras que el 18-55 mm que viene con la cámara abre generalmente a f/3.5), y que además ofrece una gran calidad óptica por un precio asequible. Esta joya la fabrican tanto Canon como Nikon, aunque también está disponible en otras marcas.

Tres características principales:

Imprescindible con poca iluminación

Es la prestación técnica que más salta a la vista: una gran apertura significa que puede entrar más luz por el diafragma y que, por tanto, se pueden hacer fotos en condiciones de poca iluminación.

Una profundidad de campo diferente

Cuanto mayor sea la apertura (diafragma “f” bajo), más reducida es la profundidad de campo. Y a f/1.8 eso se nota realmente. Ya entre f/3.5 y f/8 se nota una leve diferencia, pero cuando sí se ve de verdad es a f/1.8.

Movimiento!

Este objetivo es de focal fija, lo cual quiere decir que no puedes hacer zoom , lo cual en mi opinión, permite:

  • Desplegar toda la creatividad del fotógrafo en muchas más situaciones.
  • Contar con un campo de posibilidades mayor en lo que se refiere a la profundidad de campo.
  • Estimular la creatividad al obligarse a mover los pies.
  • Trabajar kas composiciones con mayor precisión.

 

Qué es la fotografía.

La palabra fotografía deriva de los vocablos de origen griego: phos (luz) y grafis (escritura), lo cual significa escribir o dibujar con luz. La fotografía es la técnica de captar imágenes permanentes con una cámara, por medio de la acción fotoquímica de la luz o de otras formas de energía radiante, para luego reproducirlas en un papel especial.

Los primeros experimentos de la fotografía proceden a finales del siglo XVIII, sólo los profesionales podían utilizar las cámaras que en esas épocas eran grandes y pesadas.

Toda cámara fotográfica tiene una cámara oscura, la cual es una caja rectangular con un único orificio por el que entra la luz. La imagen se refleja en la superficie opuesta al agujero, sobre un lente de vidrio, que hace ver lo que hemos captado mucho más nítido, más claro. Anteriormente ( y aún se sigue utilizando pero en menor medida), dicha imagen se fija sobre la película fotográfica y se prepara para el revelado. Actualmente, la imagen es guardada dentro de la cámara digitalmente y es copiada (revelada) de manera instantánea.

Fotografía artística.

La fotografía en sí es un arte y el fotógrafo es aquel ser sensible que está en permanente contacto con la cultura visual para reproducirla en sus fotografías. Como la etimología indica: “escribe con luz”.

El ojo debe entrenarse como cualquier otro órgano.  Sólo se puede juzgar, y por ende producir, sí se posee una mirada sensible y formada, que nos enfrente a la mayor comprensión de las imágenes y, a la vez, de su disfrute, más allá de gustos personales o de criterios tan arbitrarios como “bonito” o “feo”.

Cuando un individuo toma una cámara”, el universo de creaciones posibles se dispara. Desde la fotografía del recién nacido hasta el paisaje, una multitud de temas comunes llenan nuestros ojos de imágenes cargadas de arte pero… Toda fotografía artística es una combinación de suerte y disciplina técnica.  Saber esperar la luz, la imagen o el movimiento perfectos para capturar lo que el fotógrafo está intentando expresar, son a la vez un arte y una ciencia. Los fotógrafos que se han hecho famosos por su talento y formación han pasado años desarrollando técnicas y estilos para conseguir que sus fotos sean verdaderamente únicas. En definitiva, la fotografía artística es, a mi humilde entender, una forma maravillosa,irrepetible y emotiva de capturar imágenes para transmitirlas a las futuras generaciones.

Para mí, mi cámara es simplemente una herramienta que me permite capturar un impresionante momento y convertirlo en una obra de arte, igual que un maestro de la pintura lo hace con su pincel.